Vaca Muerta: Los precios sostén invalidan el concepto de reservas #Especial

Mientras el gobierno argentino mantenga los precios sostén, los hidrocarburos en estructuras no convencionales del país no son reservas.

Entre los argumentos expuestos por el Presidente Sr. M. MACRI para continuar con la política de garantizar a los productores de hidrocarburos un precio sostén por encima de los precios internacionales para la producción boca de pozo de gas y de petróleo en Argentina; ha sido muy difundido por los medios nacionales el de la oportunidad que el pleno desarrollo de VACA MUERTA representa para el país. Esta oportunidad, según se explica, está basada en las cuantiosas reservas que contiene la estructura, por las que se ubica en las primeras posiciones en los rankings internacionales.

Sin perjuicio de lo impreciso que fueron los diversos comentarios periodísticos y las manifestaciones del propio Presidente en cuanto a la ubicación en los rankings, y sin menospreciar la gran extensión ni el potencial genuino de VACA MUERTA, el argumento es falaz.

La explicación, desde la ortodoxia de los negocios petroleros, es muy simple: si VACA MUERTA necesita los precios sostén para producirse de manera rentable, no tiene reservas.

En efecto, mientras los empresarios locales reclamen precios internos por encima de los internacionales –como ha reclamado el Dr. P. ROCCA, CEO de TENARIS, y líder del grupo TECHINT, que incluye a la empresa petrolera TECPETROL- VACA MUERTA no tiene “reservas”, en el concepto estricto de lo que se entiende son “reservas” en el ámbito petrolero, que es en el que se enmarca la toma de decisiones de inversión, cuya concreción tanto anhela la administración del Presidente Ing. M. MACRI.

Simplificando, el cálculo de las cantidades de hidrocarburos en estructuras no convencionales puede dividirse en dos categorías básicas: 1) Reservas -para aquellos volúmenes que se pueden producir, usando las técnicas vigentes, de manera rentable a precios de mercado, lo cual supone un plan de perforación de un inventario de pozos a ubicar en la estructura-; y 2) Recursos técnicamente recuperables –para aquellos volúmenes que se pueden producir usando las técnicas vigentes, pero que no son rentables a precios de mercado-.

Por lo anterior, las empresas petroleras internacionales deciden inversiones a precios de mercado, que son los del mercado internacional, ya que los precios sostén de Argentina operan como un subsidio a la producción doméstica por la diferencia entre el precio internacional y el doméstico.

Hay que aclarar, que no se trata de “jerga petrolera”, sino de ortodoxia económica básica (“economics”): los precios internos por encima de los internacionales son una manifestación explícita en cuanto a que hay otros yacimientos en el mundo que sí pueden producirse a precios internacionales de manera rentable, mientras que VACA MUERTA, no.

Sin perjuicio de lo manifestado por el Dr. ROCCA en cuanto a la necesidad de precios por encima del mercado internacional  -lo cual resulta negativo para la percepción de la conveniencia de perforar VACA MUERTA en el ámbito petrolero internacional- hay que destacar como positiva la presentación de la empresa YPF de mediados de diciembre 2016.

Como hemos comentado en artículo anterior (Referencia 1), YPF ha logrado una evolución positiva de costos de LOMA CAMPANA -debida principalmente a un menor costo de inversión unitaria por pozo, a un aumento del caudal inicial y de producción acumulada por pozo- para alcanzar lo que la empresa llama “costos optimizados”.

Para aquellos familiarizados con el cálculo de “economics” petroleros, resulta muy directo que para mejorar la rentabilidad es crítico el aumento de caudales por pozo perforado; mientras que las mejoras que se consiguen con  reducciones de costos de mano de obra resultan ser muy marginales. Esto es así -básicamente- porque a diferencia de la producción industrial en línea, la producción de hidrocarburos tiene una gran variabilidad de “output” por pozo (que es la  unidad de producción).  Por lo que los anuncios complementarios recientes del Sr. Presidente MACRI en cuanto a las modificaciones del convenio de los trabajadores petroleros no resultan en una mejora crítica para la rentabilidad de VACA MUERTA.

Por lo anterior, el mensaje “podemos producir hidrocarburos a precios internacionales y queremos ser competitivos” que concluye la presentación de YPF es un genuino mensaje empresarial en el ámbito petrolero internacional y es el que debe prevalecer para atraer inversiones. En cambio, el mensaje “necesitamos subsidios al precio” es percibido como una señal de falta de “competitividad” y de “inestabilidad”, pues –pragmáticamente- los subsidios a los precios petroleros y gasíferos son insostenibles para cualquier país.

Otras distorsiones de los precios sostén

Los precios sostén reconocidos a los productores boca de pozo en Argentina hicieron que éstos perciban un monto por encima de los precios internacionales de aproximadamente 8 mil millones de dólares en 2016. Esta alteración de precios provocó distorsiones técnicas en el sector y macro-económicas. Entre las técnicas: la conveniencia de importar productos refinados en lugar de obtenerlos de la refinación del petróleo doméstico;  y entre las macro-económicas: la aceleración del crecimiento de la  tasa de inflación y la conformación de un extra-costo para la cadena de valor argentina que afecta –negativamente- a la competitividad y a la productividad de toda la economía del país.

Asimismo, como hemos comentado en artículo anterior (Referencia 2);  aún con subsidios, en 2016 se ha perforado menos que en 2015, revirtiendo la tendencia alcista anterior; y si bien el otorgamiento de subsidios a los precios boca de pozo es una política implementada por la gestión de gobierno anterior, es evidente que su continuidad no garantiza las condiciones para sostener una inversión competitiva a escala.

¿Qué se puede hacer?

Argentina es inviable sin energía a precios competitivos, y los subsidios otorgados al sector empresarial concentrado de producción boca de pozo causan tensión social; por lo que la falta de debate por parte de interlocutores capaces de entender la dinámica del negocio petrolero es inquietante.

En principio, para abordar la crisis coyuntural de falta de inversión en el sector; como es necesario sostener la inversión, los subsidios deberían orientarse a la inversión y no a los precios. De la misma manera, si hay que sostener empleo, el subsidio debería orientarse al empleo y no a los precios. De la misma manera, si se trata de sostener los ingresos por regalías, el monto del subsidio debería orientarse a un fondo provincial y no a los precios.

De todos modos, de manera inmediata, también hay que abordar cuestiones estructurales; en particular, hay que tener en cuenta que la experiencia exitosa en Estados Unidos se debió, entre varios factores, a las condiciones contractuales que literalmente obligan al concesionario a asumir y cumplir con obligaciones de perforación para retener el derecho a explotar los hidrocarburos, bajo pena de dejar la concesión. La cláusula se conoce –en la jerga- como “DRILL IT OR LEAVE IT”, es decir, “PERFORA (LA CONCESIÓN) O DÉJALA”.

En Argentina, los productores no deberían recibir un precio sostén por encima de los precios internacionales (lo cual representa un subsidio) sin comprometerse a perforar un inventario de pozos y sin asumir una pena potencial de perder la concesión en caso de no perforar tal inventario de pozos comprometido.

Flavia Di Cino, escritora

byfdicino.wordpress.com - flavia.dicino@gmail.com

Referencia 1:

http://www.petroleoamerica.com/2016/12/ypf-redujo-en-un-47-los-costos-de.html

Referencia 2:

http://www.petroleoamerica.com/2016/11/25-de-caida-en-la-perforacion-petrolera.html

Vaca Muerta: Los precios sostén invalidan el concepto de reservas #Especial Vaca Muerta: Los precios sostén invalidan el concepto de reservas #Especial Reviewed by Jesus Romero on 1/19/2017 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.