Ancap con US$ 70 millones a favor por "petróleo barato"

En 10 meses de 2016, según datos de compra de crudo y precios promedio.

Durante 2016 el valor promedio del barril de petróleo en pesos estuvo 8,79% por debajo de la paramétrica de referencia de Ancap para fijar el valor de los combustibles. Esta diferencia en el período enero-octubre de 2016 representó US$ 69,8 millones a favor de Ancap, según cálculos de El País en base a los datos de importación de barriles de petróleo del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) —están hasta octubre inclusive—.

Hasta el reciente aumento de los combustibles que rige desde ayer, la paramétrica de la petrolera estatal incluía un precio de US$ 50,2 para el barril de crudo Brent y de $ 29,60 para el tipo de cambio. Con estos números, el costo del barril en pesos da $ 1.488.

A lo largo del 2016, el valor del barril de Brent tuvo una gran fluctuación: alcanzó el mínimo anual en enero cuando cotizó a US$ 27,88 y luego repuntó hasta cerrar el año en US$ 56,82. Pese a las variaciones, en el promedio del año tuvo un precio de US$ 45,13 es decir cinco dólares por debajo de la referencia de Ancap.

Mientras que el dólar, el otro factor que incide para fijar el precio de los combustibles, también registró oscilaciones durante el año pasado: comenzó por encima de $ 30 y llegó a valer más de $ 32, pero desde marzo comenzó a bajar y cerró el año en $ 29,25. En el promedio anual la divisa estadounidense tuvo un valor de $ 30,084 y quedó levemente por encima del costo de referencia de Ancap.

Tomando los promedios mencionados, surge que el barril de Brent costó $ 1.357,69 en 2016 y se ubicó 8,79% por debajo de la referencia oficial que fija el valor de las naftas y el gasoil, unos $ 131 por cada unidad que compra. Esto significa que Ancap embolsó esa diferencia para hacer caja y afrontar las dificultades financieras que enfrenta desde hace años.

De hecho, la presidenta del ente petrolero, Marta Jara, reconoció en septiembre que unos US$ 40 millones de los US$ 78 millones que la empresa registró como ganancias durante el primer semestre, se debieron a la ayuda de "variables macroeconómicas". Sostuvo que la tendencia a la baja del barril de crudo y el tipo de cambio en aquel entonces, representaban "un alivio" para las finanzas de Ancap.

Durante 2016 el valor promedio del barril de petróleo en pesos estuvo 8,79% por debajo de la paramétrica de referencia de Ancap para fijar el valor de los combustibles. Esta diferencia en el período enero-octubre de 2016 representó US$ 69,8 millones a favor de Ancap, según cálculos de El País en base a los datos de importación de barriles de petróleo del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) —están hasta octubre inclusive—.

Hasta el reciente aumento de los combustibles que rige desde ayer, la paramétrica de la petrolera estatal incluía un precio de US$ 50,2 para el barril de crudo Brent y de $ 29,60 para el tipo de cambio. Con estos números, el costo del barril en pesos da $ 1.488.

A lo largo del 2016, el valor del barril de Brent tuvo una gran fluctuación: alcanzó el mínimo anual en enero cuando cotizó a US$ 27,88 y luego repuntó hasta cerrar el año en US$ 56,82. Pese a las variaciones, en el promedio del año tuvo un precio de US$ 45,13 es decir cinco dólares por debajo de la referencia de Ancap.

Mientras que el dólar, el otro factor que incide para fijar el precio de los combustibles, también registró oscilaciones durante el año pasado: comenzó por encima de $ 30 y llegó a valer más de $ 32, pero desde marzo comenzó a bajar y cerró el año en $ 29,25. En el promedio anual la divisa estadounidense tuvo un valor de $ 30,084 y quedó levemente por encima del costo de referencia de Ancap.

Tomando los promedios mencionados, surge que el barril de Brent costó $ 1.357,69 en 2016 y se ubicó 8,79% por debajo de la referencia oficial que fija el valor de las naftas y el gasoil, unos $ 131 por cada unidad que compra. Esto significa que Ancap embolsó esa diferencia para hacer caja y afrontar las dificultades financieras que enfrenta desde hace años.

De hecho, la presidenta del ente petrolero, Marta Jara, reconoció en septiembre que unos US$ 40 millones de los US$ 78 millones que la empresa registró como ganancias durante el primer semestre, se debieron a la ayuda de "variables macroeconómicas". Sostuvo que la tendencia a la baja del barril de crudo y el tipo de cambio en aquel entonces, representaban "un alivio" para las finanzas de Ancap.

Variaciones.
Antes del aumento vigente desde el martes, la última variación en el precio de los combustibles fue en octubre de 2015, cuando bajó en promedio 2,3% el costo de las naftas y el gasoil. Pese al reclamo de la oposición durante todo el año pasado, con un barril de Brent llegando a mínimos históricos, la petrolera no varió los valores de venta.

Desde el 23 de octubre de 2015 y hasta el 2 de enero de 2017 —el período que rigieron los anteriores precios del combustibles—, se registró una diferencia de 9,7% entre los costos de referencia de Ancap y el valor promedio de la unidad de crudo en pesos.

El promedio entre esas fechas del petróleo Brent fue US$ 44,8 y el del dólar fue $ 29,997, dando un costo de $ 1.343,8 para el barril en pesos ($ 145 menos que la paramétrica). Desde la anterior gestión en Ancap al mando de Juan Coya, el análisis de ajustes en los precios de los combustibles se realiza cada tres meses en base a los resultados recientes y las proyecciones para ambas variables.

Tomando el último trimestre de 2016, que incluye el ciclo ascendente del crudo tras un histórico acuerdo para recortar la producción entre las potencias petroleras, el costo del barril en pesos sigue estando por debajo de la paramétrica, en este caso 2,18%. En dicho período, el Brent promedió US$ 51,06 y la cotización de la divisa $ 28,52 proporcionando un valor para el barril de $ 1.456 ($ 32 menos que la referencia de Ancap).

El senador del Partido Nacional, Álvaro Delgado, dijo a El País que las variables que fijan el valor de los combustibles "estuvieron siempre por debajo de la referencia de Ancap" y por eso "no debió operarse" el aumento promedio del 8% decidido por el gobierno. Señaló que se trata de un ajuste con "un fin exclusivamente recaudatorio".

En diciembre fue el único mes del año pasado en donde Ancap "perdió" al comprar petróleo dado que su paramétrica estuvo por debajo del valor promedio del barril en pesos. En el último mes del año, el crudo Brent estuvo 6,11% arriba de los costos estimados por la petrolera, con un barril que cotizó en promedio a US$ 54,92 y un dólar a $ 28,76 (cada unidad costó $ 1.579,5 unos $ 91 más que la paramétrica).

Aparte de sus costos habituales, Ancap tiene un gasto extra en 2017 con la parada de mantenimiento en la refinería de La Teja, que durará dos meses y costará unos US$ 50 millones, que no estaban "provisionados" en los balances según indicó hace meses Jara.

Variaciones.
Antes del aumento vigente desde el martes, la última variación en el precio de los combustibles fue en octubre de 2015, cuando bajó en promedio 2,3% el costo de las naftas y el gasoil. Pese al reclamo de la oposición durante todo el año pasado, con un barril de Brent llegando a mínimos históricos, la petrolera no varió los valores de venta.

Desde el 23 de octubre de 2015 y hasta el 2 de enero de 2017 —el período que rigieron los anteriores precios del combustibles—, se registró una diferencia de 9,7% entre los costos de referencia de Ancap y el valor promedio de la unidad de crudo en pesos.

El promedio entre esas fechas del petróleo Brent fue US$ 44,8 y el del dólar fue $ 29,997, dando un costo de $ 1.343,8 para el barril en pesos ($ 145 menos que la paramétrica). Desde la anterior gestión en Ancap al mando de Juan Coya, el análisis de ajustes en los precios de los combustibles se realiza cada tres meses en base a los resultados recientes y las proyecciones para ambas variables.

Tomando el último trimestre de 2016, que incluye el ciclo ascendente del crudo tras un histórico acuerdo para recortar la producción entre las potencias petroleras, el costo del barril en pesos sigue estando por debajo de la paramétrica, en este caso 2,18%. En dicho período, el Brent promedió US$ 51,06 y la cotización de la divisa $ 28,52 proporcionando un valor para el barril de $ 1.456 ($ 32 menos que la referencia de Ancap).

El senador del Partido Nacional, Álvaro Delgado, dijo a El País que las variables que fijan el valor de los combustibles "estuvieron siempre por debajo de la referencia de Ancap" y por eso "no debió operarse" el aumento promedio del 8% decidido por el gobierno. Señaló que se trata de un ajuste con "un fin exclusivamente recaudatorio".

En diciembre fue el único mes del año pasado en donde Ancap "perdió" al comprar petróleo dado que su paramétrica estuvo por debajo del valor promedio del barril en pesos. En el último mes del año, el crudo Brent estuvo 6,11% arriba de los costos estimados por la petrolera, con un barril que cotizó en promedio a US$ 54,92 y un dólar a $ 28,76 (cada unidad costó $ 1.579,5 unos $ 91 más que la paramétrica).

Aparte de sus costos habituales, Ancap tiene un gasto extra en 2017 con la parada de mantenimiento en la refinería de La Teja, que durará dos meses y costará unos US$ 50 millones, que no estaban "provisionados" en los balances según indicó hace meses Jara.

Fuente: El Pais (Uruguay)
Ancap con US$ 70 millones a favor por "petróleo barato"  Ancap con US$ 70 millones a favor por "petróleo barato" Reviewed by Jesus Romero on 1/04/2017 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.