Calculan que para 2017 habrá una peor caída en los ingresos petroleros del país


La menor presencia de los recursos petroleros en el sector público presupuestario durante 2016 podría considerarse como un cumplimiento del objetivo de “despetrolizar” las finanzas públicas ofrecido por el actual Gobierno federal al promover la Reforma Energética. Sin embargo, Alejandro Limón, del CIEP, afirma que tal “despetrolización” es más bien un efecto colateral de la caída de los precios internacionales del crudo –de un promedio de 94 dólares por barril en 2012 hasta 43 este año– y de la disminución en la producción de Pemex.

Ciudad de México.– La presencia de los ingresos petroleros en las finanzas del Sector Público Presupuestario, ya en un nivel de mínimo histórico, se espera que sea aún menor en 2017.

De acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), la estimación prevista en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) de 2017 es que este tipo de capital, integrado por lo que generan Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Fondo Mexicano del Petróleo, sumen 787 mil 313.3 millones de pesos; es decir, un 16.2 por ciento del total de los recursos que prevé recaudar la Federación.

Esta proporción, indican los datos del CIEP, es 2.4 puntos porcentuales menor a la que se esperaba completar en 2016, cuando se estimó que este tipo de ingresos representaran un 18.6 por ciento del total; meta que, además, hasta octubre estaba cuatro puntos porcentuales rezagada; es decir, en un 14.6 por ciento.

La reducción de la presencia de los recursos petroleros en el sector público presupuestario podría considerarse como un cumplimiento del objetivo de “despetrolizar” las finanzas públicas ofrecido por el actual Gobierno federal al promover la Reforma Energética.



Sin embargo, dice Alejandro Limón, autor del análisis del CIEP, tal “despetrolización” es más bien un efecto colateral de la caída de los precios internacionales del crudo –de un promedio de 94 dólares por barril en 2012 hasta 43 este año– y de la disminución en la producción de Pemex.

Situación que, además, ha afectado los ingresos del Fondo Mexicano del Petróleo, creado para recibir los recursos que deje al país la explotación de los hidrocarburos –tanto por Pemex como por las empresas particulares– y cuya meta de recaudación se cumplió sólo a la mitad en 2015 y, hasta septiembre pasado, había llegado a otro 49 por ciento de lo que se había propuesto.

Por tanto, explica Limón, la reducción de los ingresos petroleros de los recursos de la Federación son, básicamente, dice, una pérdida en la riqueza que le habían dejado a México sus hidrocarburos.

“Es básicamente una caída en los ingresos petroleros; rotunda”, dice Limón. “Sería una despetrolización exitosa siempre y cuando estuvieran aumentando los recursos del Fondo Mexicano del Petróleo, pero cayeron los ingresos petroleros y no están en el Fondo; no se ha recaudado (lo previsto), o está aún muy lejos de la meta”, agrega.

En millones de pesos, los datos del CIEP muestran cómo ha ido disminuyendo la expectativa de la Secretaría de Hacienda de recibir dinero producto de todo el sector de hidrocarburos mexicano: 1 billón 264 mil 293.6 millones de pesos en 2015; 913 mil 626.1 millones en 2016 y 787 mil 317.30 millones el año próximo.

“Ellos mismos ven que hay una caída en todo el sector y que van a recabar menos”, dice Limón.

HACIENDA CARGA LA MANO A CIUDADANOS



Otro análisis del CIEP muestra que, mientras han caído los ingresos petroleros, Hacienda ha aumentado la recaudación de otros recursos tributarios, sobre todo a través del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel.

Sin embargo, dice Limón, esta “compensación” de la caída en los ingresos petroleros con el aumento del pago de impuestos al consumo es un “costo” para la ciudadanía.

“Porque los ingresos tributarios provienen del ciudadano, que finalmente está costeando los programas sociales, de educación, etcétera, y que de por sí ya tiene muchos impuestos, ahora tiene más para tratar de cubrir estos ingresos”, dice.

“En términos sociales no es lo mejor, porque te quita recursos que son buenos para que cualquier persona pueda consumir, en salud y cualquier tipo de gasto”, agrega.

La caída a niveles históricos de los ingresos petroleros fue advertida desde agosto pasado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Entre las limitaciones estructurales de las finanzas públicas se destaca que, de 2010 a 2014, los ingresos petroleros pasaron de representar 32.6 por ciento en promedio del total a 18.7 por ciento en 2015 y 13.5 por ciento en el primer semestre de 2016, mientras que los ingresos presupuestarios fueron de 23.3 por ciento del PIB en 2008 y de 23.5 por ciento en 2015”, expuso el “Análisis del Informe de Avance de Gestión Financiera 2016” de la ASF.

“Lo anterior, en conjunto con el débil crecimiento económico, significa que los ingresos tributarios no petroleros han sido insuficientes para financiar el nivel que ha alcanzado el gasto público, y los fondos de estabilización también han mostrado limitaciones en el cumplimiento de sus objetivos. Por otro lado, las coberturas para proteger los ingresos petroleros, si bien han cumplido su propósito, se estima que podrían incrementar su costo si persiste la volatilidad e incertidumbre en este mercado, por lo que será prudente evaluar sus perspectivas en ese complejo escenario”, agregó el reporte.

Fuente: SinEmbargo.mx
Calculan que para 2017 habrá una peor caída en los ingresos petroleros del país Calculan que para 2017 habrá una peor caída en los ingresos petroleros del país Reviewed by Jesus Romero on 12/26/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.