La debacle económica de una nación con mucho petróleo

Venezuela atraviesa una severa crisis política y también económica. Una década de bonanza que acentuó la dependencia histórica del petróleo, sin ahorro y con un modelo de fuertes controles dio paso a una de las peores crisis en el país caribeño. 

Entre 2004 y 2015, la nación con las mayores reservas mundiales de crudo recibió unos 750.000 millones de dólares, según cifras oficiales, monto que duplica el PBI de Colombia de 2014.

El precio del petróleo venezolano tuvo un pico de 103,42 dólares por barril en 2012, año en que las importaciones totalizaron 66.000 millones de dólares, de los cuales 52.600 millones fueron a compras no petroleras. Pero la cotización cayó en julio de 2014 de 98,98 dólares a 47,05 dólares al finalizar el año.

Esto provocó un recorte de importaciones de 33% respecto a 2012, y la escasez de alimentos, remedios e insumos empezó a extenderse. Las reservas bajaron casi a la mitad desde 2012. Según datos de febrero pasado, están en 15.050 millones. A la par crecieron las deudas y el déficit. La deuda externa ascendía a 250.000 millones de dólares en abril de 2015, según la firma Ecoanalítica. Las deudas comerciales acumuladas ante los menores ingresos petroleros -que generan 96% de las divisas- rondan los 12.500 millones de dólares, lo que cerró las puertas de proveedores en varios sectores, agravando la escasez.

Maduro afirma que la inflación y la escasez son fruto de una “guerra económica” para sacarlo del poder. El déficit público ronda los 20 puntos del PBI, generado además por el rechazo del gobierno a bajar el gasto, según consultoras privadas. Parte del déficit se ha financiado con la emisión monetaria para costear entre otras cosas los altos subsidios y programas sociales en los que el gobierno cimentó su popularidad, estiman analistas.

En 2003, el chavismo impuso un férreo control de precios y de cambios, fijó el margen de ganancia y monopolizó las divisas. Esto, junto a las importaciones masivas, impidió el desarrollo de la industria, con acceso muy restringido a divisas. Según la oposición, el gobierno expropió 1.200 empresas, contando 300 de alimentos que no están operativas. En un marco de sequía de dólares esta situación llevó a la economía a encadenar dos años de contracción (-3,9% en 2014 y -5,7% en 2015) y una inflación de 180,9% en 2015. Los industriales dicen que el control de precios les impide cubrir los costos de producción, lo que alienta la escasez, en medio de lo cual floreció un mercado negro de bienes cuyos precios suelen fijarse a la tasa de un dólar paralelo 100 veces mayor que la cotización oficial.

Fuente: Edicion Impresa
La debacle económica de una nación con mucho petróleo La debacle económica de una nación con mucho petróleo Reviewed by Jesus Romero on 10/28/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.