Venezuela: la paradoja de la economía que está en crisis y sigue subsidiando petróleo

A pesar de la situación crítica que enfrenta actualmente el país de Nicolás Maduro, la alianza del Petrocaribe, suscrita en 2005 por el fallecido Hugo Chávez, sigue como un pacto persistente, mientras que sus miembros le deben al menos US$23 mil millones.

Venezuela no puede alimentar a su propia población, ni garantizar un suministro regular de electricidad o incluso garantizar medicamentos para los hospitales, sin embargo, la economía de mayor contracción en América Latina continúa enviando petróleo subsidiado a una de las economías de mayor crecimiento de la región.

República Dominicana importó 631.009 barriles de Venezuela en los primeros cuatro meses del año, un 29% menos respecto a 2015, pero sigue siendo su mayor fuente de petróleo después de EEUU. Según cifras del ministerio de Finanzas de ese país, la nación caribeña paga aproximadamente la mitad de la factura por adelantado, financiando el resto a más de 25 años con una tasa de interés anual del 1%.

Aún cuando su economía se derrumba, la generosidad venezolana pareciera ser la paradoja real de una nación que en los últimos días permitió la muerte por inanición de los animales del zoológico de Caricuao, el más grande de Caracas, además de que sus ciudadanos esperen durante horas para comprar artículos de primera necesidad y que los hospitales no cuentan con medicamentos esenciales, mientras que cientos de barriles de petróleo a bajo precio viajan todos los meses a través de América Central y el Caribe, en el marco del pacto energético Petrocaribe.

“Ellos están dispuestos a tirar la economía nacional hacia abajo por orgullo, en lugar de decir, ‘¿sabes qué, hemos cometido un error’”, dijo Jorge Piñón, director del programa América Latina y el Caribe de la Universidad de Texas en Austin.

HUGO CHÁVEZ. Establecido en 2005 por el fallecido presidente Hugo Chávez para compartir la riqueza de la nación en petróleo, Petrocaribe suministra crudo y productos refinados a los países desde Belice a Haití. Nicaragua y Cuba tienen acuerdos separados, pero similares. El presidente Nicolas Maduro ha seguido el programa aun cuando los precios del petróleo caen, un corte en la principal fuente de ingreso de divisas de Venezuela.

República Dominicana, con una economía de US$67 mil millones que se le pronostica una expansión del 5,5% este año, después de crecer un 7% en 2015, puede recibir hasta 30.000 barriles por día de petróleo crudo o refinado, en el marco de este pacto.

Mientras tanto, se espera que la economía de Venezuela se encoja un 10% este año, la mayor contracción en más de una década. Y que los precios para los consumidores suban más del 700%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las cosas están tan  mal que los envíos pueden incluso no ser de Venezuela, dijo Piñón.

“Venezuela no tiene el crudo”, dijo. “Es más barato para ellos comprar productos refinados en el mercado internacional de petróleo y envíarlos”, agregó.

COMPARTIENDO DOLOR. En lugar de dinero en efectivo, algunos países pagan su factura con los envíos de frijoles negros, ropa, leche, café y pastas. Jamaica, que el año pasado pagó US$1.500 millones para amortizar su deuda Petrocaribe, está a punto de reiniciar los envíos de mercancías y alimentos.

Ningún país se ha beneficiado a más que Cuba. La isla comunista puede recibir hasta 90.000 barriles por día, lo que se ha pagado por el envío de médicos, asesores militares y maestros en el otro sentido. Cuba debía a Venezuela alrededor de US$15 mil millones a finales del año pasado, según el informe de Bank of America Merrill Lynch.

El flujo de petróleo parece estar desacelerándose. El mes pasado, el presidente Raúl Castro dijo que Venezuela estaba reduciendo los envíos, lo que contribuye a una desaceleración económica en Cuba. El producto interno bruto creció un 1% en la primera mitad del año, la mitad de lo que el gobierno había pronosticado.

En respuesta, el gobierno de Castro está tratando de reducir el consumo de combustible en casi un tercio, advirtiendo de posibles apagones y aplicación de medidas como la reducción de los horarios de autobuses, apagar el aire acondicionado en las oficinas públicas y cortar el suministro de combustible para los vehículos del gobierno.

Fuente: Pulso (chile)
Venezuela: la paradoja de la economía que está en crisis y sigue subsidiando petróleo Venezuela: la paradoja de la economía que está en crisis y sigue subsidiando petróleo Reviewed by Jesus Romero on 8/04/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.