¿Qué significa el fracaso de Doha para el petróleo? Los expertos responden

No pudo ser. Con el 50% de la producción mundial de petróleo (OPEP y 'no OPEP') reunida en Doha, el acuerdo para 'congelarla' se quedó en 'papel mojado'. La tensión política entre Arabia Saudí e Irán se impuso a la racionalidad económica y el crudo sufre un nuevo latigazo bajista. ¿Desaparecen todas las esperanzas o hay algo más?

'Recién llegada' al mercado, Irán no quiere 'congelar' su producción de petróleo, y Arabia Saudí rechaza hacerlo, si este país no lo hace. Así, aunque antes del domingo tanto los representantes de esta última, como los de Rusia, Qatar y Venezuela habían acordado hacerlo en niveles de enero, al menos hasta octubre (cuando volverían a reunirse de nuevo), los saudíes se echaron atrás dando al traste con las expectativas de una estabilización del mercado y hundiendo la cotización del 'oro negro' hasta un 5%.

"Este encuentro y el resultado que se esperaba debería haber apoyado la confianza en que el reequilibrio del petróleo estaba 'al alcance de la mano', así como la construcción de un contexto favorable a la cooperación futura y la acción coordinada entre los productores. En este sentido, la reunión ha sido un fracaso total", afirman los expertos de Barclays.

Una decepción, añaden, que vuelve a poner de manifiesto que "la relevancia de la OPEP se ha desvanecido y su capacidad para coordinarse con los miembros de fuera del cártel es igualmente difícil". Es más, si la 'congelación' de la producción, cuando ésta se encuentra muy cerca de la capacidad máxima, es tan complicada, cuanto no lo será abordar su 'recorte', que será necesario en un futuro no tan lejano...

Con todo, aunque el lado de la oferta no da muchas 'alegrías' y la demanda parece "mediocre", la firma no cree que los precios vayan a caer muy por debajo de los 30 dólares. Sus previsiones apuntan, en concreto, a un barril de Brent en los 36 dólares durante el segundo trimestre, seguida de una recuperación que le llevaría a cerrar el año en los 43 dólares.

"Al igual que en diciembre del año pasado, el grupo habría hecho mejor en no reunirse en absoluto. La decepción de Doha amarga el sentimiento en el corto plazo, aunque el reequilibrio en marcha reducirá el superávit para el cuarto trimestre", concluyen.

Ahora bien, Morgan Stanley añade que si Arabia Saudí decide incrementar su producción hasta los 11 millones barriles diarios como amenaza, y el resto de "jugadores" tampoco 'se corta', el "reequilibrio se pospondrá a finales de 2018".

Por el contrario, Goldman Sachs cree que "más allá de los titulares que nos deja este fin de semana, los fundamentales siguen mejorando gradualmente".

La firma no cree que la falta de acuerdo en Doha derive en que la producción OPEP se recupere en el corto plazo, pues la estabilización que se ha producido en lo que llevamos de año se debe a interrupciones aún en marcha y al mantenimiento, más que a la coordinación entre los países del cártel. Asimismo, cree que la reducción fuera del mismo "traerá al mercado un déficit sostenible en el tercer trimestre".

En este sentido, desde Citi señalan que las razones 'fundamentales' tras la recuperación de las commodities son tres: "La política monetaria expansiva mundial, la depreciación del dólar y las expectativas de ajuste de la oferta del crudo. ¿Mi opinión? Sólo el segundo factor es sostenible. Y no de forma indefinida (aunque lo parezca)", explica su estratega en España, José Luis Martínez Campuzano.

Con todo, afirma, "debería ser el ajuste de la oferta la clave para hacer sostenible el repunte de los precios. Si esto no se produce, sinceramente podemos hablar de un 'suelo' pero no tanto de su recuperación sostenida. Si esto es posible considerando el escenario económico y alternativas al crudo fósil".

Según sus datos, el equilibrio entre oferta y demanda exigiría un ajuste de la producción de la OPEP superior al medio millón de barriles diarios; la AIE (Agencia Internacional de la Energía) estima, no obstante, que la hipotética congelación sería insuficiente para ajustar el mercado. Si se consiguiera, calculan, habría que esperar a 2017 para ver un cierto equilibrio. "En el mejor de los casos", añade Capital Economics, esta medida, como mucho "pondría un 'suelo' a los precios", no más.

Fuente: Sara Carbonell
¿Qué significa el fracaso de Doha para el petróleo? Los expertos responden ¿Qué significa el fracaso de Doha para el petróleo? Los expertos responden Reviewed by Jesus Romero on 4/18/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.