Gobierno mexicano adelanta importación de combustibles para atraer mayor inversión en sector energético

La previsión era que en enero de 2017 cualquier compañía podría vender combustibles en las estaciones de todo México, sin embargo, la crisis global del petróleo ha hecho que el gobierno mexicano adelante en ocho meses la medida.

México. El gobierno mexicano decidió adelantar la importación de gasolina y diésel a las empresas que estén interesadas, con el propósito de atraer mayores inversiones en el sector energético, así como de beneficiar a los consumidores mexicanos.

La previsión era que en enero de 2017 cualquier compañía podría vender combustibles en las estaciones de todo México, sin embargo, la crisis global del petróleo ha hecho que el gobierno mexicano adelante ocho meses la medida.

Por ello, la Secretaría de Energía (Sener) de México aplicará, a partir del próximo 1 de abril, un nuevo modelo que incluirá a empresas privadas, lo que beneficiará a la industria y a la población, pues tendrán acceso a precios por debajo del máximo, en particular, en zonas fronterizas con Estados Unidos.

"Las actuales condiciones del mercado permiten adelantar esta apertura, lo que representa un paso significativo hacia la liberación del mercado de combustibles en México", según la Sener.

Hace un mes, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció que la apertura en la importación de combustibles forma parte del proceso "para tener un mercado de combustibles completamente abierto y liberalizado para 2018".

"Estamos pasando de un monopolio estatal que refinaba, importaba, transportaba y comercializaba, tanto la gasolina como el diésel, a un mercado abierto y con plena competencia como en la mayoría de los países del mundo", dijo.

Asimismo, Peña recordó que a partir de 2014, las actividades de transporte y almacenamiento, distribución y comercialización de combustibles líquidos quedaron abiertas al sector privado.

"En 2015, pasamos de un precio único de gasolinas y diésel a un esquema de precio máximo y, a partir del 1 de enero de este año, se permite que las estaciones de servicio no tengan que ser de una franquicia de Pemex y el suministro no estará condicionado a la franquicia", añadió el mandatario mexicano.

De acuerdo con expertos, la apertura del mercado a las importaciones promueve la libre competencia, elimina restricciones en el modelo de suministro vigente e impulsa la inversión en infraestructura de transporte y almacenamiento a partir de este año, lo que garantiza una mayor seguridad energética.

Una decisión controversial. Diversas opiniones se han dado a conocer con respecto a esta apertura en el sector energético, senadores mexicanos del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oficial), así como del Partido Acción Nacional (PAN, derecha) celebraron la decisión de adelantar la libre importación de gasolinas y diésel en México.

El coordinador del PRI, Emilio Gamboa, así como el ex titular de la Secretaría (ministerio) de Hacienda, Ernesto Cordero, de PAN, consideraron que se trata de una manera positiva, que abrirá competencia y generará inversiones en el sector.

"Esperar hasta el 2018 sería desaprovechar las oportunidades que se presentan hoy y eso ya no tiene cabida en el mundo", expresó Gamboa.

Sin embargo, la vicecoordinadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), Dolores Padierna, y el senador Mario Delgado, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena, izquierda), consideraron que la decisión adelantada coloca a Petróleos Mexicanos (Pemex) en condiciones de desventaja y beneficiará a un grupo de empresarios privados.



Estadounidense Gulf busca conquistar mercado mexicano. En México existen más de 11.000 gasolineras, por lo que los empresarios del sector gasolinero analizan la posibilidad de aliarse con empresas trasnacionales como Shell o British Petroleum o bien si rentan o venden sus estaciones a los nuevos competidores.

Hasta el momento, la empresa estadounidense Gulf ha sido la única que manifestó públicamente su interés en participar en el mercado gasolinero mexicano con la apertura inicial de cuatro estaciones de servicio en junio próximo.

Además, la empresa prevé llegar a 100 al finalizar este año, para concentrar alrededor de 25% del mercado mexicano.

En entrevista con periodistas, el director general de Gulf México, Sergio de la Vega, dijo que entre las ventajas que ofrece son los precios competitivos, así como la calidad de servicio, atención a clientes y modelos de distribución.

No obstante, el directivo admitió que este proceso no es corto por la infraestructura y los permisos que requieren, por lo que en un inicio "debemos trabajar con la estructura y el suministro que hay en México."

Asimismo, indicó que su propuesta incluye el autoservicio, como se hace en Estados Unidos, sin descartar el modelo tradicional de servicio completo con despachadores "por ser un servicio cómodo para el usuario".

No obstante, dijo, se busca la oportunidad de los despachadores para ofrecer otros productos y servicios, tratar de incrementar la productividad de ellos por medio de una preparación.

La meta, agregó De la Vega, es en tres años tener un 10% de gasolineras nuevas y el resto van a ser existentes que usarán la marca Gulf.

Las primeras cuatro gasolineras estarán ubicadas en la Ciudad de México, Monterrey y otros dos lugares aún sin definir.

En unos días comenzará la competencia de precios entre las gasolineras interesadas en beneficiarse de forma directa de la importación de gasolinas en México, con lo que se espera mejorar los precios de los combustibles en el país, así como promover la inversión privada en el sector energético.

Fuente: Xinhua
Gobierno mexicano adelanta importación de combustibles para atraer mayor inversión en sector energético Gobierno mexicano adelanta importación de combustibles para atraer mayor inversión en sector energético Reviewed by Jesus Romero on 3/29/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.