Peña podría ayudar a estabilizar mercado petrolero en gira por Medio Oriente

La inédita gira del presidente de México, Enrique Peña, por países petroleros de la península Arábiga podría ser el marco para que el mandatario sacara un "as bajo la manga", facilitando una negociación entre países productores, dijo este lunes a Sputnik Nóvosti el experto Alexis Juárez Cao.

La gira del presidente mexicano por esos países, "busca hacer cabildeo para tratar negociar en forma confidencial una especie de una especie de mini tratado entre los principales productores", dijo el experto del Centro de Estudios de Energía.

En la primera visita de Estado de un mandatario mexicano por Arabia Saudita y Kuwait en más de 40 años, "Peña ha hecho un claro llamado a un diálogo y a construir un consenso internacional para estabilizar un mercado energético sustentable", dijo el investigador en temas petroleros de Escuela de Gobierno y Política Transformacional del prestigioso Instituto Tecnológico de Monterrey.

Actualmente los precios caen por el excedente diario de la producción mundial de 1,5 millones de barriles, y con el retorno de Irán a las exportaciones de crudo, la sobreproducción puede aumentar a 2 millones de barriles al día, explicó el investigador del programa de posgrado sobre la Reforma Energética en México.

El regreso de Irán va impactar en los alicaídos precios porque la oferta mundial está saturada y a ese retorno de crudo iraní se suma el incremento de producción de otros países, que intentan aumentar sus reducidos ingresos fiscales, como los países del Golfo Pérsico que visita Peña, y lo mismo ocurre con otros grandes productores como EEUU y Rusia, que luchan por sus posiciones de mercado.

"Los ingresos de esos países productores de Medio Oriente dependen hasta un 90 por ciento de sus exportaciones petroleras y de esos países es difícil esperar recortes a la producción para recuperar los precios que han perdido hasta 70 por ciento desde el pico más reciente alcanzado a mediados de 2014", dijo el analista petrolero.

Peña ha visto caer los ingresos petroleros del Gobierno mexicano de un 30 por ciento a menos del 20 por ciento, la mezcla mexicana ha sufrido un retroceso de casi 25 por ciento en los primeros días de 2016, y padecerá aún más con el retorno de Irán a los mercados con un incremento de 500.000 barriles de petróleo, gracias al levantamiento de sanciones internacionales.

El antecedente de 1998

La intención del presidente en materia de precios en Medio Oriente "ha sido conservada bajo reserva, naturalmente las autoridades no quieren comprometer a México en recortes", porque su producción ha venido en declive desde su pico de 3,4 millones de barriles diarios en 2014 a unos 2,2 millones en la actualidad.

"Pero no sería la primera vez que México –que no es miembro de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP)– negocia un acuerdo similar, en la crisis de bajos precios de 1998, cuando descendieron a niveles de 10 dólares por barril, acordó bajar la producción con Arabia Saudita y Venezuela", dijo el experto.

"Ese cabildeo y el diálogo al que ha llamado Peña en Riad es aún confidencial y la gira ha sido presentada como una campaña por atraer inversiones", dijo Juárez Cao.

El presidente del país latinoamericano ha emprendido un cabildeo no solo para atraer inversiones, como declara, sino que podría contemplar una eventual reducción negociada de la producción, en la primera gira de un presidente mexicano a los Emiratos Árabes Unidos y Catar, desde el establecimiento de relaciones con esos países en 1975.

El antecedente histórico fue la iniciativa del entonces presidente de la petrolera estatal Pemex, Andrés Lajous, cuando en 1998 logró acordar con Riad y Caracas que luego siguió la OPEP una reducción de 400.000 barriles al día, dijo el investigador de proyecto "Los Efectos de la Reforma Energética 2014 en la industria petrolera mexicana y sus repercusiones en el desarrollo económico".

Pero las inversiones de los países árabes dependen de una recuperación de los precios, cuyo derrumbe ha causado elevado endeudamiento y un déficit fiscal superior al 50 por ciento del PIB, y el as bajo la manga puede ser una negociación para paliar la sobreoferta que encabeza Arabia saudita

Peña mantiene un delicado equilibrio porque exporta la mitad de su producción y más del 80 de las ventas son a EEUU, un aliado que busca su autonomía energética, mientras sus productores del costoso hidrocarburo de esquisto son el blanco de la guerra de precios de Riad, que busca preservar su posición de mercado.

"Es un juego en el filo de la navaja, con una competencia despiadada en el cual Arabia Saudí está en mejores condiciones de competir porque el costo de producción de 4 dólares por barril aún le permite sobrevivir a niveles de hasta 15 dólares por tonel", considera el experto.

El problema lo tienen otros países productores intermedios como Venezuela y Nigeria, cuya baja productividad con altos costos por ineficiencia, falta de inversión, tecnologías muy atrasadas, y deterioro de su infraestructura elevan los costos de cada barril a los 20 dólares en producciones de crudos convencionales en el país africano.

Pemex tuvo que salir a aclarar que el precio actual de la mezcla mexicana no era de 23 dólares por barril como revelaron consultores noruegos a la prensa la semana pasada, que en realidad se refiere la producción de crudo en los difíciles yacimientos en las aguas profundas del Golfo de México, que requieren costosa tecnología, dijo el investigador.

En realidad, el promedio del precio de producción mexicana es de 5 a 6 dólares por barril en las aguas someras, donde se extrae la mayor cantidad del crudo mexicano con tecnología barata, y el promedio de la mezcla de crudos ronda los 7 dólares por barril, dijo el investigador del programa de investigación de posgrado financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En 1998 el precio del Brent del Mar del Norte y el West Texas Intermediate se negociaba a unos 10 dólares, mientras que la mezcla mexicana se cotizaba en 8,90 dólares, y ese precio abrió la puerta a la negociación con Venezuela y Arabia Saudita.

"Cuando hace un año pronostiqué un precio de 20 dólares fui señalado de exagerar, la tendencia va a seguir y los países del Golfo Pérsico podrían resistir hasta los 15 dólares antes de abrirse a las negociaciones", puntualizó.

Fuente: mundo.sputniknews.com/
Peña podría ayudar a estabilizar mercado petrolero en gira por Medio Oriente Peña podría ayudar a estabilizar mercado petrolero en gira por Medio Oriente Reviewed by Jesus Romero on 1/19/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.