España importó de Venezuela un 65% menos de petróleo en 2016

Nuestro país importó el año pasado 64,171 millones de toneladas de petróleo, lo que supone un ligero descenso del 0,7% sobre el récord histórico alcanzado en 2015 (64,628 millones). No obstante, el dato de las importaciones de crudo de 2016 es el sugundo más alto de toda la serie histórica que arrancó hace más de 20 años. Las tres petroleras con capacidad de refino en España (Repsol, Cepsa y BP) trajeron a nuestro país más de 40 tipos distintos de crudo –de los 161 que hay catalogados en el mundo– de unas 25 naciones.

Lo más llamativo en 2016 fue que, por primera vez en los últimos diez años, las importaciones procedentes de la OPEP representaron menos del 50% del total (48%). En 2010, por ejemplo, supusieron el 60%. Incluso, los recientes datos de enero de este año, conocidos el pasado viernes, acentúan aún más esa caída, que llega hasta el 45,1% del total.

En el descenso registrado en 2016 fue determinante la espectacular bajada de las importaciones procedentes de Venezuela, que fueron del 65% respecto a 2015. El año pasado llegaron a España 1,12 millones de toneladas, la cantidad más baja en los últimos cinco años, frente a los 3,19 millones de 2015.

Esta bajada ha coincidido en el tiempo con las durísimas críticas del presidente venezolano Nicolás Maduro a España y, más concretamente, a Mariano Rajoy. Aunque ningún portavoz oficial quiere relacionar ambas cuestiones, otras fuentes del sector creen que las acusaciones de Maduro han influido lógicamente en el sector petrolero nacional.

Principales mercados
España importa petróleo de 10 de los 13 países que integran la OPEP, siendo Nigeria, con 8,11 millones de toneladas, el que más aporta a nuestras refinerías. No obstante supuso un descenso del 25% respecto a 2015 (10,821 millones de toneladas). Arabia Saudí fue el segundo mayor exportador de la OPEP a España, con 6,588 millones de toneladas (-3,3% sobre 2015), según los datos de Cores, corporación tutelada por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

De este cártel con sede en Viena hay que destacar dos cuestiones: una, que de Irak vinieron 5,195 millones de toneladas, la mayor cantidad desde 2000, y otra, que Irán ha normalizado sus exportaciones de crudo tras casi cuatro años con «el grifo» cerrado debido a las sanciones económicas internacionales impuestas por EE.UU. y secundadas por la UE. Desde marzo del año pasado llegaron a España 2,513 millones de toneladas procendentes de aquel país, cifra aún ridícula si la comparamos con los 7,67 y 7,5 millones de toneladas de 2010 y 2011, respectivamente.

También subió notablemente (68,6%) el crudo que llegó de Libia en 2016, concretamente 2,7 millones de toneladas. Por el contrario, han sido notables los descensos de las importaciones de petróleo de Gabón (0,396 millones de toneladas, un 59,2% menos); de Angola (2,989 millones, un 49,8%); y de Argelia (1,519 millones, un 48,1%).

No obstante, el mayor exportador de crudo a España el año pasado fue México, con 9,234 millones de toneladas, el 14,4% del total. Este país, que aunque no pertenece a la OPEP coordina sus estrategias petroleras con este cártel, aumentó sus exportaciones un 4%, lo suficiente para arrebatarle el primer puesto de 2015 a Nigeria, que redujo las suyas un 25,1%, hasta 8,11 millones de toneladas. El dato de México supone además un récord histórico en las exportaciones de ese país a España.

En Sudamérica también hay que destacar a Brasil y a Colombia. El primero disparó sus exportaciones a España hasta los 2,84 millones de toneladas, un 49% más que en 2015, lo que ha supuesto un nuevo récord. El segundo disminuyó sus exportaciones casi un 15%, a 2,644 millones de toneladas, cuando hace dos años rozó los 4 millones.

Si la reanudación de las exportaciones de petróleo de Irán en marzo de 2016 fue una importante noticia, más aún lo fue el hecho histórico de que Estados Unidos comenzara un mes después a llevar petróleo a otros países después de 40 años de veto voluntario. A España llegaron los primeros barcos en abril, por encargo de Cepsa, a los que siguieron otros cargamentos en junio, julio, septiembre y octubre, que sumaron 522.000 toneladas.

Crudo procedente de Estados Unidos
Este crudo que procede de Estados Unidos tarda unos 16 días en llegar a las refinerías españolas desde las terminales que hay en Houston (Texas). Se trata de un petróleo extraligero y dulce, por lo que se puede extraer de él gas, nafta y es parafínico. Para Cepsa es muy interesante por las parafinas y el queroseno, puesto que, una vez tratadas, producen benceno, que es la materia prima que en sus plantas petroquímicas usan para producir LAB, la base para la elaboración de detergentes, sector en el que Cepsa es uno de los líderes mundiales.

Sin embargo, las mayores cantidades de crudo de esta petrolera proceden de África occidental, Oriente Medio, Rusia y Centroamérica, según un portavoz de la compañía. Tanto esta como Repsol y BP no quieren desvelar los nombres de los países de donde procede el crudo que refinan «como estrategia ante los competidores». El 42% del petróleo que importa Repsol viene de América, el 20% de Europa, el 16% de Oriente Medio, el 12% del norte de África y el 10% de África occidental, según datos oficiales.

En este punto conviene apuntar que el crudo que salga en 2020 del yacimiento de Horseshoe, recientemente descubierto en Alaska (EE.UU.) por Repsol –el mayor hallazgo en aquel país en 30 años– se quedará en los mercados de aquella zona geográfica, ya que su traslado a Europa encarecería su precio.

Los buques tardan 18 días
Por su parte, el crudo que procede de Oriente Medio sale de la isla de Kharg Island, en el golfo Pérsico. Los buques, cargados habitualmente con un millón de barriles de petróleo, tardan unos 18 días en llegar a nuestro país después de cruzar el golfo de Omán, el mar Arábigo, dirigirse por el golfo de Adén –entre Yemen y Djibuti– al mar Rojo para cruzar el canal de Suez y salir finalmente al mar Mediterráneo.

Desde BP (British Petroleum) apuntan a ABC que el crudo que llega a nuestro país procede de Rusia, Centroamérica y Sudamérica, del oeste de África y de Oriente Medio. España es uno de los países mejor dotado de refinerías, tanto en número como por su eficiencia. Repsol posee cinco (Cartagena, La Coruña, Bilbao, Puertollano y Tarragona), Cepsa dos (San Roque –Algeciras– y la Rábida –Huelva–) y BP otra en Castellón.

Por otra parte, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que en los dos primeros meses del año los miembros de la OPEP han cumplido al 98% el ajuste de suministro comprometido en su reunión del pasado 30 de noviembre, mientras que los productores ajenos al cártel han recortado su oferta un 37% de lo pactado.

«La implementación del acuerdo sobre producción pactado parece haber mantenido en febrero el sólido comienzo que observamos en enero», señala la agencia adscrita a OCDE en su último boletín.

Fuente: abc
España importó de Venezuela un 65% menos de petróleo en 2016 España importó de Venezuela un 65% menos de petróleo en 2016 Reviewed by Jesus Romero on 3/20/2017 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.