¿Será la demanda de petróleo la que impulse el precio del barril?

Las previsiones apuntan a que el PIB mundial seguirá creciendo, pero el consumo de energía se desligará parcialmente de esta evolución, creciendo menos que el PIB (figura siguiente izquierda) como resultado del incremento de eficiencia energética , o lo que es lo mismo, reduciendo la intensidad energética, es decir, consumo de energía por unidad de PIB), sobre todo en el caso de China (figura siguiente derecha).




Estos hechos se acompañarán de una reducción de la contribución del petróleo al consumo de energía final mundial, ya que aunque el consumo de energía casi se duplicó entre 1973 y 2013 , la contribución del petróleo al consumo total de energía final se redujo desde el 48,3% hasta el 39,9% (figura siguiente), siendo presumible que esta tendencia continúe. Ello sin embargo no implica que el consumo de petróleo se reduzca, ya que en el periodo mencionado el consumo de petróleo, se incrementó casi un 50%, siendo todavía en el año 2013 el combustible que suponía la principal fuente de energía final consumida.



Figura: Contribución de cada tipo de energía al consumo de energía final mundial en 1973 y 2013. Elaboración propia a partir de datos de la INternational Energy Administration (IEA) Key World Energy Statistics 2015 .

Indudablemente la evolución de demanda de petróleo presenta cierta incertidumbre, menor en el corto que en el largo plazo, siendo a largo plazo parte de esta incertidumbre el grado de desarrollo de electrificación de la economía, y cómo evolucionará el sector del transporte, ya que, esencialmente, los derivados del petróleo se utilizan en este sector, y no como gran parte de población piensa en generación de electricidad, comparando precios del barril con el del KWh, que en general no tiene mucho sentido en países como España, en que por ejemplo la generación de electricidad peninsular a partir de petróleo es nula. Sin embargo, esta comparación si podría tener sentido en los países productores de petróleo, donde el coste y fácil acceso a la materia prima facilita su uso en la generación de electricidad.

Este hecho no excluye la gran importancia del petróleo y sus derivados como fuente de energía. De hecho, el petróleo supone un tercio del consumo de energía en la UE, dos tercios de los cuales se dirigen al sector transporte, comprendiendo el transporte por carretera el 50% del consumo total de petróleo y sus derivados (figura siguiente)



Figura.- Consumo final de petróleo y derivados en la UE. Datos 2014. A Study on Oil Dependence in the EU .

Y de la misma forma que a nivel mundial, el consumo de petróleo en la UE reduce su importancia como fuente de energía, también en la UE se ha producido P9 una reducción gradual del consumo de petróleo y derivados, como consecuencia de los incrementos de eficiencia en el transporte de personas, transición a combustibles alternativos y evolución del crecimiento económico.



Figura.- Evolución del consumo de petróleo y derivados en la UE (miles de Toneladas equivalentes de petróleo-Toe) escala. Datos EUROSTAT

Algo semejante también ha ocurrido en U.S., en donde la tendencia hacia un menor consumo de petróleo en términos relativos se puede apreciar en la siguiente figura:



Figura.- Evolución del consumo de energía primaria en U.S. en cuatrillones de btu (escala derecha) y evolución de la cuota de contribución de cada uno de los tipos de energía sobre el consumo de energía primaria total (escala izquierda). Figura XIV.3. DE: “El Camino hacia el Sol: Economía, Energía Medio Ambinte y Sociedad”.

En la figura se muestra como desde 1949 en U.S. se produce un incremento en el consumo de energía primaria, pero a partir de la década de 1980 la contribución del petróleo a este consumo se reduce, lo que indudablemente no excluye que las previsiones apunten a un incremento de los niveles de consumo a corto plazo .

Pero entre los grandes consumidores mundiales también hay que tener en cuenta a otro actor principal, China, que ha seguido incrementando su consumo energético a pesar de la crisis económica y la ralentización de su economía .

Analizar la evolución de la demanda de estos dos países y el área económica de la UE es esencial para evaluar la demanda de petróleo mundial, ya que U.S., la Unión Europea y China son los principales consumidores mundiales y conjuntamente representan el 46,4% del consumo mundial, siguiéndoles de lejos la India y Japón (figura siguiente).



Figura.- Cuota de los principales consumidores de petróleo mundiales en el año 2015. Datos BP Statistical Review of World Energy 2016.

EVOLUCIÓN DE OFERTA Y DEMANDA

Indudablemente no solo la demanda determina el precio del barril, ya que entre muchos otros factores ya comentados en otro post , se encuentra la oferta, jugando el equilibrio entre oferta y demanda un papel importante en su determinación.

La EIA prevé que tanto la oferta como consumo de petróleo se incrementarán hasta el año 2017, aunque solo a partir de este último año la demanda superará a la oferta (barras-escala derecha), lo que podría contribuir a una elevación de precios.



Figura.- Previsión de la evolución de la oferta y demanda de petróleo en millones de barriles día (mbd) en datos mensuales según la Agencia Estadounidense (Short Term Energy Outlook August2016, EIA ) (escala izquierda) y saldo neto de producción menos consumo (escala derecha en mbd)..

Pero el incremento de la demanda mundial no será homogéneo y se producirá preferentemente a partir de U.S. , China y otros países asiáticos, mientras que en Japón y Europa la demanda se reducirá.

Pero como he mencionado, lo importante en la determinación del precio es el equilibrio entre oferta y demanda, entre las que hay que diferenciar corto y largo plazo, estando el precio del barril a corto plazo determinado en mayor medida por noticias más o menos interesadas en controlar los precios, como los posibles acuerdos de congelación de la producción o las variaciones de niveles de inventarios. Mientras que a largo plazo influyen en mayor medida otros factores macro que espero tratar en otro post.

Entre los factores a corto plazo, recientemente se ha comentado que la demanda china ha condicionado el mercado, de tal forma que la reducción de esta ha incrementado la oferta de crudo reduciendo el precio del mercado. Lo curioso es que los datos muestran exactamente lo contrario, es decir, el consumo de petróleo chino ha seguido incrementándose lo mismo que sus importaciones (figura siguiente), en parte por la menor producción doméstica china.



Figura.- Evolución de las importaciones y producción de petróleo chinas. BP Energy Outlook 2016. Outlook to 2035.



RESUMEN Y CONCLUSIONES

Indudablemente es una incógnita cómo evolucionará la demanda de petróleo futura, siendo probable que su importancia como fuente de energía primaria se reduzca, permaneciendo la incógnita de la velocidad a la que se producirá este hecho, que vendrá condicionado por el grado de evolución de electrificación de la economía y la evolución del sector del transporte; y en segundo lugar, si ello implicará en un futuro, probablemente no cercano, una reducción del consumo de petróleo en términos absolutos.

El desarrollo del sector del transporte jugará un papel importante, tanto en la reducción del consumo del petróleo y sus derivados en el transporte y como fuente de energía primaria global, como en la evolución del grado de electrificación de la economía, ya que los avances tecnológicos experimentados por el sector se podrán trasladar a otras áreas de la economía.

Al mismo tiempo, esta evolución se verá influenciada por el grado de penetración de coches híbridos y eléctricos, que se está acentuando y que podría reducir la demanda de derivados del petróleo, lo que a su vez podría contraer el precio del barril haciendo al petróleo más competitivos como fuente de energía primaria frente a las energías alternativas. Pero en este espacio también entra la política y las subvenciones, jugando un papel importante las iniciativas de subvenciones de las energías fósiles y las tasas sobre las emisiones contaminantes.

Fuente: Victor Diaz
¿Será la demanda de petróleo la que impulse el precio del barril? ¿Será la demanda de petróleo la que impulse el precio del barril? Reviewed by Jesus Romero on 9/13/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.