“En Venezuela se gana más en propinas que con la venta de gasolina”

Tras 20 años de precios fijos, el gobierno ha decidido aumentar el coste de la gasolina un 6.000%, y destinar las ganancias a los programas sociales

Miguel Fonseca trabaja en una estación de servicios al sur de Caracas. Es un oficio que comenzó hace 15 años, y que le ha permitido criar a sus tres hijos, quienes ya cursan estudios en la universidad. Miguel comienza su jornada laboral a las 6 de la mañana y cuelga el uniforme a las 8 de la noche. Cada día, se lleva en su bolsillo alrededor de 1.000 bolívares ( 1 euro), por concepto de propinas, lo que duplica el sueldo mínimo que recibe por parte de la administración del comercio.

“Aquí vienen los clientes con billetes de 5 ó 10 bolívares, llenan el tanque con 2 bolívares y para no recibir monedas, me dejan el vuelto (cambio) como propina. Así voy sumando”.

Como Miguel, los otros tres empleados de esta estación de servicio ganan cantidades similares en concepto de propina. Un monto diario que en global asciende a un total de 4 mil bolívares (4 euros), y que contrasta con las ganancias de la gasolinera, la cual no supera los 3 mil bolívares (3 euros) al día.

“Como gasolinera vendemos unos 20 a 25 mil litros de combustible por día, que eso en dinero se traduce a unos 2.800 bolívares. ¿Qué significa esto? Pues que en Venezuela se gana más en propinas que con la venta de gasolina” denuncia Luis Alfonso Martínez, el dueño de la estación de servicio desde hace 25 años.

La Asociación de Gasolineros asegura que esta realidad se multiplica en las más de las 100 mil estaciones de servicio que hay en el país, por lo que el gobierno a través de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) concede una ayuda a los dueños de las gasolineras para subsidiar la distribución, el mantenimiento y la nómina que no alcanzan a pagar por los bajos márgenes de ganancias.

Con el aumento del precio de la gasolina, de 1.000% y 6.000% para la de 91 y 95 octanos respectivamente, los trabajadores esperan que la solidaridad continúe estando presente “Aunque la gasolina sigue costando muy barata, todo esto va a cambiar, yo dudo que dejen las mismas propinas, por el contrario todo se pondrá más caro: el transporte, la comida, las medicinas” se queja José Hurtado, del sindicato de trabajadores del combustible.

Sin sorpresas

Para el sector del transporte público y privado, el aumento de la gasolina no ha sido sorpresivo. Es una medida que aseguran esperaban desde hace más de un año. La mayor preocupación para este colectivo sigue estando en la escasez de piezas de repuestos que aseguran mantiene un 60% de los vehículos de transporte sin funcionamiento, y produce un servicio prácticamente nulo para los venezolanos.

Carlos Barca, presidente del Bloque Unido de Transporte, explica que en medio de las medidas económicas anunciadas por el presidente Maduro, el aumento de la gasolina es la menos impactante. Para este empresario, lo más preocupante es la falta de aprobación de divisas para comprar piezas como neumáticos, baterías, fusibles, aceites para el motor, bujías.

“Lo curioso es que no tocaron el precio del gasoil, producto con el cual se surte 70% de la flota. Lo que si llama la atención es que por ningún lado mencionaron es cómo resolver el acceso a dólares para comprar los repuestos”.

Por su parte, Francisco Martínez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) dijo que esta medida sólo incrementará la crisis económica que ahoga en la actualidad a los venezolanos.

“Las medidas impuestas no son suficientes para la magnitud de la crisis en el país. El gobierno debe tomar acciones para abordar en su justa dimensión la problemática económica que se está viviendo. Esperamos que los fondos adquiridos por el aumento de la gasolina sirvan para cubrir los costos de producción de PDVSA. Necesitamos que se empiecen a generar utilidades para PDVSA, empresa que tiene el poder adquisitivo de los venezolanos secuestrados”.

El economista José Puente explicó a los medios de comunicación que este aumento de la gasolina, al igual que el resto de medidas económicas anunciadas por el presidente Maduro “tardías y muy tibias”. Pero reconoció que el aumento del precio de la gasolina era una medida necesaria a pesar del costo para los venezolanos, aunque todavía se encuentra por debajo de los precios internacionales y de los costos de producción.

¿Por qué?

Rogelio Pelli, experto en petróleo asegura que el aumento de la gasolina responde al trabajo irregular de la industria petrolera en el país, que está en manos del gobierno. “Desde hace más de 10 años, la industria PDVSA es víctima de una falta de mantenimiento y errores en su gestión, lo que provocado que sus infraestructuras se vean resentidas y baje la producción. Es difícil de creer que las refinerías estén funcionando como en la década de los 80, pese a que siempre había sido un modelo para el mundo. El gobierno no termina de asumir esta realidad y gasta su tiempo en señalar a la oposición como responsables por supuestos sabotajes”.

Según la web de PDVSA, entre 1999 y 2012, la producción de petróleo en Venezuela disminuyó un 11%, pero el consumó aumentó un 63%. Este incremento ha llevado al gobierno a importar gasolina, y subvencionar hasta un 75,3% de su coste, según cifras de la Agencia Internacional de la Energía.

Esta importación le cuesta al país 11 mil millones de euros cada año. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) sostiene que el país destina un 5,1% de su PIB para subsidiar la gasolina.

Fuente: Melissa Silva Franco
“En Venezuela se gana más en propinas que con la venta de gasolina” “En Venezuela se gana más en propinas que con la venta de gasolina” Reviewed by Jesus Romero on 2/19/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.