Una caída del 10% del precio del crudo le costaría a Repsol 1.914 millones

Una variación del 10% en los precios que el petróleo y el gas tenían el 31 de diciembre de 2015 conlleva una oscilación en el resultado de Repsol de 2.936 millones de euros al cierre del siguiente ejercicio. Si ese 10% es de subida, el beneficio crecería en 1.077 millones, pero si es de bajada, las pérdidas serían de 1.914 millones.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le ha requerido a Repsol varias aclaraciones sobre los estados financieros consolidados del Grupo durante el año pasado. Una de ellas es un análisis de la sensibilidad de los resultados del negocio de exploración y producción -upstream en la jerga sectorial- ante una variación del 10% los precios del crudo y el gas, similar a otros análisis de riesgo ya facilitados por la petrolera, como los relativos a los tipos de cambio de las divisas o a los tipos de interés.

Repsol ha respondido indicando que, de acuerdo con el precio del crudo y el gas a 31 de diciembre del año pasado -el Brent cerró el año a 37,6 dólares por barril, y el Henry Hub a 2,28 dólares por millón de btu-, un aumento del 10% supondría una mejora del resultado de explotación de la división de 1.517 millones -1.022 millones de resultado neto- y una reducción del 10% arrojaría pérdidas brutas de 2.836 millones, que se quedarían en 1.914 millones netos.

Un cálculo grueso
El propio documento aclara que se trata de una extrapolación gruesa, que no tiene en cuenta las posibles adaptaciones de los planes operativos que permitirían el impacto negativo de las variaciones.

El cálculo, como comentan fuentes de la compañía, tampoco sirve para cualquier precio del crudo y el gas ni en otro momento: el análisis se ha elaborado atendiendo a la petición de una aclaración sobre los resultados del año pasado, y, por tanto, se ha atendido a las condiciones de cierre de 2015.

Por otro lado, la compañía presidida por Antonio Brufau cambió el sistema de valoración de las reservas probadas el año pasado, tras la adquisición de Talisman, adoptando el sistema SPE-PRMS, que ya empleaba para las reservas probables y posibles.

Pues bien, en el citado documento refiere que dicho cambio ha aportado mayor consistencia técnica entre las tres categorías -probadas, probables y posibles-, "sin conllevar cambios relevantes desde el punto de vista técnico en su estimación".

Bajan las reservas un 0,7%
Lo que sí ha modificado el volumen de reservas probadas ha sido la caída del precio del crudo, que ha obligado a reducirlas un 0,7% porque los ingresos que generarían su explotación no serían suficientes para rentabilizar la actividad. Ahora bien, la compañía no ha incluido en ese cálculo los activos cuya vida útil supera el año 2030, al considerar demasiado aventurado otorgar un precio a los hidrocarburos en esas fechas.

La caída del precio del crudo ya le ha obligado a replantearse ciertas inversiones en Colombia y, sobre todo, en Norteamérica, donde el gasto de capital en explotaciones no convencionales -con fracking- ha bajado un 28%.



11.880 millones de euros
Son los flujos de caja netos futuros estimados por Repsol, considerando un 10% de tasa de actualización. Se derivan de unas reservas de hidrocarburos totales -incluyendo sociedades consolidadas y participadas- de 2.373 millones de barriles equivalentes de petróleo crudo.

La compañía cambió el año pasado el sistema de valoración de las reservas probadas sin que se modificara de un modo relevante su estimación.

Fuente: El Economista (España)
Una caída del 10% del precio del crudo le costaría a Repsol 1.914 millones Una caída del 10% del precio del crudo le costaría a Repsol 1.914 millones Reviewed by Jesus Romero on 8/03/2016 Rating: 5
Publicado por los Editores. Con la tecnología de Blogger.